viernes, 13 de mayo de 2011

Casablanca

Por Elba Galdeano.

Caminó sola y en solitario subió las escaleras para sentarse en un desolado taburete. Solamente pidió un café solo y el periódico. Levantó la vista tras el segundo titular y... estaba rodeada de amigos.

1 comentario:

mariapán dijo...

Escueto y justo... me ha encantado

Archivo del Blog