lunes, 28 de mayo de 2018

El reloj de arena

por Rafa Vera

Te quiero, Mercedes. Mi Merceditas. Te quiero hoy y lo sé. Lo que más me duele es no saber si mañana seguiré queriéndote.

No entiendo qué carajos me ha dicho el médico sobre lo que tengo. Todo muy técnico, con siglas raras: D.S.T.A. ¿Qué cojones es eso? Eso es que hoy te quiero, pero mañana ya veremos.

Yo soy yo, o quiero serlo, o quiero querer serlo, pero cada vez me cuesta más reconocerme.

Por si mañana me da uno de esos episodios, como dice el médico comparándome con la serie de moda, me recomienda escribir lo que se me ocurra.

De casta le viene al pato

por Raúl Góngora

Aquella tarde, durante la reunión para la revisión y puesta en común de los exámenes y análisis del día 5, la tierra tenía un color mucho más anaranjado, tirando a rojizo de lo habitual. Lo primero que hacíamos cada tarde al reunirnos era quedarnos un par de minutos  pensativos, mirando la insignificancia de aquella pelotita lejana.

Tras aunar la actividad del día en el correspondiente informe, procedimos a informar a nuestros coordinadores en la ESA (Administración Espacial Europea):

Renacer

por Claudia I. Sánchez

...más yo prosigo soñando, pobre, incurable sonámbula...Rosalía de Castro
(de Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros, 1808)


Renazco a los misterios de la vida y sus nombres,
renazco al compartir contigo tus manos
y un manojo de tristezas,
renazco en el camino después de otro tropiezo
con sólo las rodillas magulladas,
renazco cuando el perro me ladra y me persigue
y al final no me muerde,
renazco con mis lágrimas volantes
que sin limpiaparabrisas emborronan paisajes
a los que luego ponen nitidez y arcoíris,
renazco cuando vuelves
aunque traigas los síntomas de pólenes sin nombre.

Mensia

por Nono Vázquez

En un lugar recóndito entre universos se encuentra el lugar llamado Mensia. No es una ciudad, como la conciben los humanos, aunque tampoco existe una definición clara de lo que significa, por lo que aplicarle la definición de urbe es una solución, incompleta, pero solución al fin para comprenderla, porque Mensia se define a sí misma, se explica por sí misma y se necesita para hacerse presente. Si es una ciudad, no lo es a la manera que un ser humano la imagina.

Lección de vida

por Merce López

Noelia se volvió una vez a mirarse en el espejo. No estaba mal lo que veía: el espejo le devolvió la bella sonrisa que esbozó.
- No estoy mal -se dijo para sí misma. 
Pero tampoco era lo que ella quería destacar sobre las demás chicas. Ésa era su frustración. Sí tenía unos ojos inmersos azules tirando a violeta, nariz chiquita y graciosa, pelo largo y ondulado color miel. Y bueno aunque no era muy alta, sí tenía buena estatura.

Archivo del Blog