martes, 21 de junio de 2011

La Marea de Indignados (por Rubén Gozalo)



La Marea de Indignados (por Rubén Gozalo)

Al principio eran pequeñas gotas de indignación diseminadas por la península. Enseguida, se fue formando un charco de personas que buscaban cambiar las cosas. Durante semanas, siguió lloviendo indignación a cántaros en calles y plazas. A veces, caían chuzos de enfado, cabreo, enojo, irritación e ira. Los meteorólogos no encontraban explicación. Con el paso de las semanas, el agua dio origen a un río que arrastró a amas de casa, parados, mileuristas, inmigrantes, estudiantes y ciudadanos. La indignación caló pueblos y ciudades, regó la semilla para que germinasen aires de cambio. Aquello fue el diluvio, un torrente de personas hastiadas de la política, los bancos, el paro, las hipotecas y las injusticias sociales. El río de indignados desembocó en el mar y las olas bañaron el planeta de libertad y espíritu democrático.

No hay comentarios:

Archivo del Blog