miércoles, 10 de agosto de 2011

Ella viene conmigo





No menos de dos en un bar, en botella para conservarla fresca, en copa cuando es especial, acompañarla de la buena tapa, saborearla en compañía, tenerla disponible para la ocasión singular, empezar con ella esa celebración, en el campo o la playa. Y hasta en la contienda ¡más cerveza, es la guerra!







No hay comentarios:

Archivo del Blog