martes, 22 de noviembre de 2011

Algunas Noches Sueño (Mario López Nieto)







Algunas noches en especial…me gustaba soñar, solía hacerlo cada noche, pero….nunca podía recordarlo al día siguiente, era divertido imaginar lo que quería soñar, aunque finalmente nunca fuese así.
Este juego cada vez más se tornaba en forma de pesadilla, era una enfermiza obsesión la que tenia de crearme mis sueños para el posterior agobio de nunca verlos realizados, era mi pequeña dosis  diaria de fantasía, no podía entender el levantarme con una sonrisa cada mañana sin apenas recordar lo vivido en la noche, en la noche de mis sueños, tan realista y falsa a la vez…

Nunca me sentí tan vivo, me encantaba despertar y tener mil cosas en las que pensar cada mañana, era divertido ver  lo poco  que tenia de cierto todo aquello con lo que soñaba, aunque es cierto, que también hacia bien poco para conseguirlo.

Tardo un tiempo en afectarme,  pero…al final me corrompió por dentro, no solo no  estaba a gusto conmigo mismo, sino que lo que más me atraía del día….era su noche, era ilógico, no podía comprender como esa sensación, que tanto me llenaba, fuera falsa.
Me convertí en una persona taciturna, ya solo vivía por y para la noche, resulta irónico que lo que más feliz me hacia fuese mi tristeza, pero...eso era lo que hacía sentirme vivo, ya que empezaba a querer mas mis sueños que mi realidad, los días no me motivaban, la gente…no me atraía, no quería vivir, solo dormir, dormir una vez más, pasar otra noche...

Llego mi última noche, esta vez fue diferente….no era un sueño normal, no había nada mas, yo, solo…en eso se había convertido mi vida, la que tanto quise en su día…y con la que soñaba magnifica, pero…eso era solo un sueño, mi realidad, era una pesadilla dormida en vida. Nunca más quise dormir…quise vivir mi sueño, tarde, mi imaginación… me convirtió en insomne.

Soñar solo sirve si realmente quieres vivir lo soñado….si no….es una sensación que llena nuestra cama, para que no estemos solos en la noche.
                                                                                                                      
 Mario López Nieto

1 comentario:

Elba dijo...

Aunque también se puede disfrutar de los sueños en el momento de ser soñados y dejar otro tipo de sueños para que al levantarnos por la mañana tengamos una causa por la que luchar todo el día, para volver a la cama y hacer un hueco a la imaginación

Archivo del Blog