jueves, 19 de septiembre de 2013

¡QUEMABA!

    Egoísta la luna jugó con nosotros



























Ocaso...
y ella quemaba.
Se alejaba de la belleza
para lucir con más fuerza.

Nadie sombrea su embrujo
sus hechizos, sus actos o consecuencias.

------

Vagos quedan los semblantes 
entre su imantada aurora

Ciego quedo en la noche
si ella no mueve mis olas.


¡Quemaba, cómo quemaba...!


                                  
                                                                                             

No hay comentarios:

Archivo del Blog