domingo, 12 de febrero de 2017

La Norma (por Beatriz Lizana

La norma
(Beatriz Lizana)

Su boca en mi oreja y la lengua en el cuello. Las manos en mi cintura, mi corazón en su boca. El ritmo, un 4x4 que subía y bajaba, bajaba y subía. Amortiguadores de acero adonde había fuego.

–Dime que me quieres.

A la mierda el éxtasis. Joder, ¿justo en ese momento? Todos dicen enamorarse la primera vez pero yo...

–¡Dime que me quieres!

Yo callada y sin embargo ahí seguíamos, jodiendo. Mi placer máximo llega cuando les miro a la cara y explotan, húmedos y rabiosos. Pero aquel no terminaría si no le decía que le quería.

Y no. No quería decirlo, esa era la única norma. A la mierda con todo. Nunca podré querer a nadie porque nunca nadie podrá quererme. Me bajé del carro y le devolví todo su dinero. Ya vendría otro.


Yo callada y sin embargo ahí seguíamos, jodiendo.

No hay comentarios:

Archivo del Blog